PlayStation VR

PlayStation VR es el miembro más reciente de la familia PS4. Independientemente de qué PS4 tengas, estarás listo para disfrutar de PS VR. Conecta el casco a tu PS4, añade la PlayStation Camera y deja atrás la realidad.

Hablemos claro y desde el principio: PlayStation VR no es ni de lejos el mejor casco de realidad virtual que hemos probado. Pero tiene algo que el resto no tienen: es la mejor experiencia que hemos disfrutado desde la llegada de las primeras alternativas al mercado. Es, sin duda, el caso de Realidad Virtual para un mercado en el que, por precio y especificaciones, HTC y Oculus no pueden, a día de hoy, entrar. En pocas palabras, la realidad virtual para el resto de los jugadores. Y es que lo primero que llama la atención es que, pese a que en precio con todos los dispositivos que tienen que acompañar al casco de Sony más la suma de la PS4, no sea tan barata como parece, es la más sencilla de configurar y la más rápida de disfrutar un vez sacada de la caja. Sí, el lío de cables es monumental, pero en apenas 5 minutos tienes todo funcionando.

Y aquí es dónde reside la ventaja competitiva de Sony. La japonesa es muchas cosas, pero sobre todo (y más en los últimos años) es una compañía de videojuegos, y lo que saben hacer, lo hacen muy bien: el catálogo de lanzamiento es más que interesante y aunque la sensación final es que se tratan de minijuegos, la realidad es que son una buena muestra de lo que puede hacer el casco nada más sacarlo de la caja. Y una cuestión importante: llega justo a tiempo para las vacaciones de Navidad, por los que el timming, junto con el lanzamiento de su nueva consola, coloca a la compañía como la que mayor potencial tiene esta temporada para ocupar la lista de ventas en la industria.

En la caja viene todo lo necesario para conectar el PSVR por 399 euros que vale el pack básico, excepto por un par de matices: como es lógico necesitamos un PS4 para conectarlo, además de tener que sumar al precio una PlayStation Camera (50 euros) no incluida pero obligatoria para usar el casco y los PlayStation Move (39’95€ cada uno) opcionales, pues se puede usar el DualShock 4 sin problemas. Sony dice que las intenciones detrás de ‘trocear’ los dispositivos compatibles con VR es que los algunos usuarios ya los habían comprado en el pasado, pero sin duda es un punto de partida para bajar el precio de la VR básica y hacerla más atractiva.